Categoría: Viajes

  • Esclavas de su collar

    Esclavas de su collar

    Día 11. Mae Hong Son. Desayuno buffet. Visita al mercado local de frutas y verduras. Salida hacia la jungla donde visitaremos el campamento de elefantes y, posteriormente, pasearemos en carros tirados por búfalos. Por la tarde visitaremos el poblado de la tribu Karen. El itinerario se efectuará en 4×4 para poder llegar al poblado e […]

  • Mirar…

    Mirar…

    Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada… [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][ Poema: las primeras líneas de Camino del espejo, de la tan certera como oscura Alejandra Pizarnik. ] [ Fotografía: un chaval […]

  • Te seguimos buscando…

    Te seguimos buscando…

    Sé que más allá de la muerte está la muerte, sé que más acá de la vida está la estafa. Sé que no existe el consuelo que no existe la anhelada tierra de mis sueños ni la desgarrada visión de nuestros héroes. Pero te seguimos buscando, patria, en las traiciones del recién llegado y en […]

  • Y no hay nadie…

    Estoy solo. Y no hay nadie en el espejo. [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][ Cita: dos líneas ligeramente reinterpretadas de Sábado, poema del infinito Jorge Luis Borges. ] [ Fotografía: ante la imposibilidad de fotografiarme sin verme […]

  • Rastros de realidad…

    Rastros de realidad…

    No hay arte abstracto. Siempre hay que empezar por algo. Después puedes eliminar todos los rastros de la realidad.     El hombre de la fotografía intenta comprender el paso del tiempo y la trascendencia de la ruina, busca la mirada espía que esconden siempre las ventanas o tal vez, sencillamente, se pregunta por qué […]

  • El cielo entero…

    El cielo entero…

    No vi la explosión. Sólo las llamas. Todo parecía iluminado. El cielo entero. Unas llamas altas. Y hollín. Un calor horroroso. Y él seguía sin regresar… Ahora el cielo, para mi, está vivo. Cuando lo miro ellos están allí (…) Todos callan, creen que yo no sospecho nada. Que no sé que pronto moriré. No saben […]

  • El vacío…

    El vacío…

      Moldeamos con arcilla un recipiente y es su vacío el que utilizamos como vaso. Abrimos puertas y ventanas en una casa y son sus espacios vacíos los que permiten habitarla. En la existencia centramos nuestro interés, en el ‘no-ser’ radica su esencia. Una de las fórmulas posibles para estos tiempos ensordecedores: buscar silencios suplicantes […]

  • Todas las devastaciones…

    Todas las devastaciones…

    La Habana es una ciudad de paredes tan despintadas que parece estar siempre bajo la lluvia. [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][…] La ciudad de hoy apenas existe. Más que de hoy, es una ciudad del pasado. […]

  • Desapareciendo…

    Desapareciendo…

    Siguió por el Malecón dos cuadras más. No sabía adónde iba. Con hambre y sin dinero. Hay quien vive al día. Él vivía al minuto. Sólo el momento exacto en que respiraba [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» […]

  • Sólo hay un lugar para vivir…

    Sólo hay un lugar para vivir…

    Mal poeta enamorado de la luna, no tuvo más fortuna que el espanto; y fue suficiente pues como no era un santo sabía que la vida es riesgo o abstinencia, que toda gran ambición es gran demencia y que el más sórdido horror tiene su encanto. Vivió para vivir que es ver la muerte como […]

  • Siempre habrá un camino…

    Siempre habrá un camino…

    «Nadie puede cambiar su pasado. Nadie puede conocer su futuro. Pero si hay un deseo, siempre habrá un camino. Y todo el mundo debe recorrer el suyo…» [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»] [ Fotografía de un viaje […]

  • Donde pongo la vida…

    Donde pongo la vida…

    «Donde pongo la vida pongo el fuego de mi pasión volcada y sin salida». Y así, encarnando las palabras del poeta, miles de personas volcaron sus fuegos en colores… [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»] [ Fotografías: […]

  • Toda tu existencia…

    Toda tu existencia…

    «Lo mejor de los viajes es ver paisajes que te hipnotizan y encontrar hombres que te sorprenden… Siempre hay paisajes insospechados que añorarás mientras vivas y siempre hay tipos de una pieza a los que no volverás a ver jamás y echarás de menos toda tu existencia [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» […]

  • Las 4(0) verdades de Homeland

    Las 4(0) verdades de Homeland

    [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][ Fotografía de un viaje: Musulmanes en la bellísima mezquita Badshahi, en Lahore (Pakistán). ]  Los terroristas son musulmanes. Los musulmanes son terroristas. Los terroristas son malos. Los malos son musulmanes. Y […]

  • El cadáver de un niño…

    El cadáver de un niño…

    «Salir a la calle es salir de nuevo a la infancia. Vivir el espacio es jugar en él, con él, a él. También nosotros desobedecemos a veces, como los niños siempre, las instrucciones que nos obligan a distinguir entre nuestro cuerpo y el entorno en que se ubica y que genera. Es cierto que hay […]

  • Destellos de lo real…

    Destellos de lo real…

    “Mi identidad es como una balsa que resbala o se desliza sobre un flujo de sentimientos y miedos, entre ellos, el engaño matutino (que a veces dura diez minutos) de ser joven y estar entero. [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ […]

  • Ya no somos como somos…

    Ya no somos como somos…

    La fotografía es un certificado de presencia; pero, con más motivo, lo es de ausencia. La fotografía es iconografía de muerte. Está en su naturaleza. En ella ya no somos como somos. Somos como éramos… [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ […]

  • Verlo todo, comprender nada…

    Verlo todo, comprender nada…

    La que nos mira lo vio todo: a los hombres armados que llegaron de madrugada; a sus compañeras de rebaño que sintieron desconcertadas la extraña visita; al chaval que las conducía a pastos nuevos y aquella noche dormía bajo una roca. La cabra a la que miramos lo escuchó todo. Los gritos de los ladrones […]

  • Todavía…

    Todavía…

    Caminabas despacio. Tu cuerpo fatigado aún arrastraba la absoluta ruina de ti. Te acariciaba tenuemente el sol. Tú ibas disolviéndote en su luz. Quedaban todavía algunos pasos. ¿Hacia dónde? Ni siquiera sabías con certeza cuántos podrías dar. (La certeza) [fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» […]

  • Éxtasis, dolor…

    Éxtasis, dolor…

    El techo de un autobús. La camilla de una ambulancia. Belleza lacrimógena. Dolor desquiciante. 10 horas, 4.000 metros de altura. 20 minutos, 40 metros sobre el mar. Pakistán. Barcelona. Lagos, picos, glaciares, nubes, luz. Cristal, acero, plástico, oxígeno enlatado. Viento, infinitud, iluminación, agradecimiento. Claustrofobia, desamparo, debilidad, miedo. Caminos de libertad, decisiones necesarias. Correas en el […]