“Esta es mi última visita a la patria. No tengo a nadie que me espere, a ver tumbas voy”.

Exilio-Nicaragua_0009

Así miraba Merceditas su tierra desde el avión, segundos antes de aterrizar, recordando a sus muertos. El régimen de Anastasio Somoza mató a su padre y huyó de Nicaragua el 7 de junio de 1950 junto a su madre y sus cuatro hermanas. Exiliada política en Estados Unidos desde entonces, volvió fugazmente un par de veces y ahora hace más de 20 años que no pisa su país de origen. “Necesitaba despedirme”.
Ahora vive en Tampa y adora a su hija, a su nieta y a su bisnieta. Aquí te dejo algunas frases que me regaló durante el vuelo de Miami a Managua:

¿Un resumen de la historia de mi país? La locura.

Antes decían: Nicaragua para los nicaragüenses. Y trajeron a comunistas europeos. Ahora es una cosa extraña, un socialismo abierto.

En mi vida he tenido tanta paciencia que San Pedro seguro me dejará pasar sin preguntar. Trabajé mucho, tanto, en todo lo que te puedas imaginar. En todo menos en prostitución, gracias a Dios.

¿Eres de Barcelona? Yo trabajé seis meses allí, en la calle Muntaner 693. Y en Irún tengo familia que hace tanto no visito…

Estaré aquí 15 días, si me quedo más el presidente me quiere cobrar 5 dólares por día, ¡será que no tiene dinero! Uy, mejor me callo, que estamos llegando y en Nicaragua por criticar acabas en prisión. Con mi Obama digo lo que quiero y no pasa nada.

Te va a gustar mucho Nicaragua, la gente es muy warm. Bueno, hay de todo, claro… pero deseo que te lleves un buen recuerdo de los nicas.

Mírala en la fotografía inferior, así sonreía una vez aterrizamos en su tierra. Su dicha demuestra que, como escribió Márquez, “uno no es de ninguna parte mientras no tenga un muerto bajo la tierra”. Me pregunto qué tal le irá la visita, si será doloroso o balsámico “enfrentarse a la inutilidad del exilio y, de modo simultáneo, a la imposibilidad del retorno”, que diría otro enorme, Goytisolo . Las raíces que sostienen o ahogan, las que debes regar o cortar para seguir viviendo, el origen siempre, sólo a veces final…

Y claro, Merceditas, seguro me llevaré un buen recuerdo de los nicas. Cómo no, si antes siquiera de llegar me emocionaste tanto…

Exilio-Nicaragua_0010

 

[ Fotografías: retratos de Merceditas en los últimos minutos del trayecto Miami-Managua (Nicaragua). ] [ Palabras: las esenciales son fruto de la sabiduría de Merceditas. Las citas son las palabras de José Arcadio Buendía en Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, y un fragmento de Señas de identidad, de Juan Goytisolo. ]
Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )