que-bonito-es-follar

Durante la Diada Nacional de Catalunya (y con toneladas de ironía) el hombre de la fotografía me explicó algo así: “mira, yo soy un pagès, un tipo de pueblo. Y allí las cosas son sencillas: animal que ves animal que te follas. No importa si es un conejo, una cabra o un burro catalán: nos follamos todo lo que se menea. Somos casi casi como los políticos. Con una diferencia: nosotros preferimos follar con personas, pero sabemos que a veces no es posible. Los políticos, en cambio, nos follan y nos follarán siempre, queramos o no”.

Al llegar a casa, causalidades de la vida, releí un fragmento bastante relacionado con su lema y las vinculaciones políticas de su explicación…

Igual que el liberalismo económico desenfrenado, y por motivos análogos, el liberalismo sexual produce fenómenos de empobrecimiento absoluto

[…] En un sistema económico que prohíbe el despido libre, cada cual consigue, más o menos, encontrar su hueco. En un sistema sexual que prohíbe el adulterio, cada cual se las arregla, más o menos, para encontrar su compañero de cama. […] En un sistema económico perfectamente liberal, algunos acumulan considerables fortunas; otros se hunden en el paro y la miseria. En un sistema sexual perfectamente liberal, algunos tienen una vida erótica variada y excitante; otros se ven reducidos a la masturbación y a la soledad. […] El liberalismo económico es la ampliación del campo de batalla, su extensión a todas las edades de la vida y a todas las clases de la sociedad. Algunos ganan en ambos tableros; otros pierden en los dos. Las empresas se pelean por algunos jóvenes diplomados; las mujeres se pelean por algunos jóvenes; los hombres se pelean por algunas jóvenes; hay mucha confusión, mucha agitación.”

Y así, si las reglas y el tablero de juego no cambian profundamente, todo seguirá más o menos como está, muy agitado, muy confuso.

[ Retrato fotográfico: durante el 11 de septiembre de 2013 en una calle céntrica de Barcelona ]

[ Palabras: Ampliación del campo de batalla, del lúcido y desolador Michel Houellebecq ]

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )