15M_Indignados_2o_aniversario_0119

Para qué esto y para qué lo otro, para qué el dinero, o un negocio y su urdimbre, para qué una casa y una biblioteca, para qué salir y trabajar y hacer proyectos, para qué tener hijos y para qué nada. Nada dura lo bastante porque todo se acaba, y una vez acabado resulta que nunca fue bastante, aunque durara cien años“.

Así de crudo y nihilista plantea el paso del tiempo Javier Marías Los enamoramientos. Y tal vez por eso la manifestación que conmemoraba el segundo aniversario del movimiento 15 de Mayo tenía algo de pérdida, nada dura, todo se acaba, nunca fue bastante. Porque tenía algo de enamoramiento. Y el enamoramiento, como la indignación, debe ceder el paso a emociones más sosegadas si pretende subsistir.

Pero tal vez, reformulando a Marías, cuando todo se acaba siempre algo empieza, y una vez empezado resulta que puede ser bastante. El malestar sigue multiplicándose y encuentra nuevos lugares que habitar como la última huelga general de educación o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, hoy protagonista de la manifestación 12M-15M.

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )