Anhelo de horizonte…

Islamabad - Fotografía de viajes - Asia - Pakistán

[ Fotografía: Mezquita Faisal, Islamabad (Pakistán) ]

Veo un hombre sin miedo (o sin opciones). Veo ascensión, soledad, esfuerzo.
Veo riesgo máximo y salario mínimo, voluntad férrea y energía menguante.
Veo canas, ropa vieja, cemento abismal. Veo gris.

Veo una mirada al frente, anhelo de horizonte, de calma, de luz…

Veo un país (es Pakistán, podría ser cualquiera) que avanza dejándose la piel pese a todo: la pendiente es dura, el calor demencial y la cuerda que le sostiene muy maltrecha.
A su alrededor (los nunca fáciles) Irán, Afganistán, China e India. Lejos pero (peligrosamente) cerca, Estados Unidos y Rusia. Todos al acecho, estirando, empujando, compitiendo (preparados-listos-ya, machete en mano) por un inmenso pastel con sabor a enclave geoestratégico y recursos energéticos.
En su interior, un par de regiones convulsas, atentados, secuestros y una sobrecarga de ruido político-mediático, miedo y paranoia muy alejada de lo que transmite la cotidianidad…
Y (cómo no) un sinfín de políticos y militares corruptos de los que la gente está (cada día más) informada y agotada…

Abrazos desde Lahore…

[ Aclaración tranquilizadora: el tipo llegó a la cúspide de la mezquita de 42 metros de altura. Hizo lo que sea que debía hacer, descendió, subió al otro extremo y volvió a bajar. Todo es cuestión de voluntad (y algo de suerte).
Aclaración política: sobre la mezquita (imponente y transgesora -arquitectónicamente-), proclaman que, con minaretes de 90 metros, es la más alta del sureste asiático y la cuarta del mundo. Eso pregonan siempre, en todas partes, las gentes orgullosas de su patria (ideología, religión o club de fútbol). Ande o no ande, el burro (el más) grande.
Aclaración personal: la fotografía fue tomada tres días después de aterrizar en Pakistán, hace muy poco, entendiendo nada. ]
Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
2016-10-12T16:32:37+00:00

3 Comments

  1. Cristina 7 septiembre, 2012 at 21:54 - Reply

    Pues para acabar de llegar y no entender nada está muy bien. Impresionante, casi.

    • isus 3 octubre, 2012 at 4:52 - Reply

      Nada… al llegar no entiendes nunca nada… y al partir sueles tener la misma sensación… supongo que la complejidad de lo difícilmente comprensible es lo que atrae, no?

  2. dvDIC 24 julio, 2012 at 8:21 - Reply

    Sigue ahí, así, subiendo, escalando al cielo para traernos un poquito… Así, firme, constante… Y con cuidado. ¡Hasta pronto!

Y tú ¿cómo lo ves?