Fotógrafo de viajes - Pakistán - Asia

[ Fotografía: el cartel de un hotel abandonado al noreste de Pakistán… ]

En más de un mes y medio de viaje por Pakistán me he topado menos de una veintena de viajeros y algún que otro turista. Un dato comprensible sólo desde la lógica de los simplistas medios y los rentables miedos (el turismo desapareció tras el 11 de septiembre de 2001 y no ha regresado), el país es fascinante para cualquiera que ame los viajes y la intensidad.

Por orden de afecto, admiración, afinidad o mezcla de las tres, aquí un listado:

. Un jovencísimo autoestopista polaco intentado conocerse mientras viajaba rumbo a India.
. Un psiquiatra y una danza-terapeuta alemanes a bordo de un accidentado sidecar camino de Australia.
. Un artesano francés de lento regreso a Europa tras dos años de viajes y vida por Asia.
. Un hilarante australiano, barbudo y pelirrojo, siempre junto a su entrañable acordeón.
. Un septuagenario escalador croata y su secreto: un lago de aguas cálidas a 3.000 metros de altura.
. Un outsider alemán, caminador incombustible en las montañas asiáticas desde hace una década.
. Un culturista sueco en un diminuto scooter con el que, desde Malasia, pretendía llegar a su casa.
. Una pareja sexagenaria y estadounidense, cíclicamente en Asia central desde 1978.
. Dos checos y un anciano 4×4 que salieron vía Rusia hasta Camboya y ahora conducían hacia África.
. Dos parejas de ciclistas británicos que dejarían de pedalear en Nepal.
. Varios moteros en pequeños grupos (dos alemanas, tres australianos, una pareja italiana) y una pareja alemana en furgoneta… todos viajando de Europa a Asia a una velocidad excesiva.
. Un yanqui y dos australianas rumbo al campo base del K2, previo pago de 1.500 dólares.
. Ocho personas de Corea del Sur y cuatro de China, insondables sus mentalidades y deseos, viajeros o turistas fugaces, imposible saberlo.
. Y un fotógrafo de Barcelona. A veces me lo encuentro en los lugares más insospechados y tengo la sensación de que me espía. Otras, sin avisar, desaparece…

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )