Sed…

Blog de viajes - Fotógrafo de viajes

Casi nunca lo obvio es lo real y pocas veces lo real es lo más obvio. Tal vez por eso beber el agua de esta jarra, como llevo haciendo una semana, sea un acto de curiosidad más que de fe. Necesitaría la fe si no supiera que el agua en cuestión baja de un glaciar cercano, a pocos kilómetros de aquí. Lo real, en este caso, es que solo el azar o la intervención de algunas cabras que pastan cerca podrían enfermarme. Nada comparable a beber el agua cristalina y supuestamente filtrada en las macrociudades pakistaníes, donde lo obvio, lo aparente, es la antítesis viviente de lo real y caes enfermo rápido.

En el valle de Unza, donde se bebe este inodoro e insípido líquido, la longevidad es extraordinaria comparada con la del resto del país. Algunos aventuran que el motivo es el exceso de glóbulos rojos imprescindibles para vivir a más de tres mil metros de altura; otros que es la alimentación, austera y equilibrada, junto a una vida imposiblemente sedentaria; y no falta el que señala al agua como la causa principal.

O tal vez sean los ritmos lentos y constantes que imponen las brutales pendientes cotidianas o los habituales cambios de temperatura o la cercanía permanente de la nieve o una combinación de varios factores o nada de todo lo anterior, los genes, la actitud, la fe ismaelí, mayoritaria en esta región y minoritaria en el país… Y ahí, cuando dudas cómo saber siquiera qué es lo obvio, es cuando todo se complica un poco más.

De regreso a lo que tantos llaman equivocadamente civilización, una manifestación bloquea la Karakorum Highway. Protestan porque ayer murió una persona y siete agonizan en el hospital, envenenadas, todas bebieron agua sobre las nueve. Al carajo mis teorías baratas, a borrar lo escrito y comprar agua embotellada, me alecciono. Una hora más tarde me explican que no, que fueron los humanos que viven cerca del glaciar los que contaminaron el agua que corre río abajo. Por eso un grupo continuará con la protesta hasta que las autoridades garanticen la salubridad del agua. Y por eso otro grupo ha subido hace un rato para buscar a los culpables, palos, piedras y pistolas en mano…

[ Fotografía: Agua de Hussaini, al noreste de Pakistán. ]

 

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
2016-10-12T16:32:36+00:00

Y tú ¿cómo lo ves?