Kashmir - Cachemira - Fotografía de viajes - Asia - Retratos

[ Retrato fotográfico de un viaje : Cachemira, India ]

Veo una mujer, veo un bebé, veo unos troncos gastados, el marco de una entrada, una cabaña sin puertas a 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar (que nunca han visto).

La que nos mira (a la que miramos) vive en Cachemira sin saber quién dibujó la línea imaginaria que separa India de Pakistán, sin saber de banderas, geoestrategias ni tensiones nucleares. Pero ella sabe. Ella sabe de vida y sabe de muerte, por eso el abrazo absoluto, la tensión de las manos, la urgencia del gesto….

Ella también sabe de hospitalidad, de alimentar a propios y extraños, de hervir leche de cabra y mezclarla con té y con sonrisas. Vive en una construcción híbrida y sabia: la entrada es cabaña, el resto es cueva, alejada del valle y sus inundaciones, protegida bajo las rocas del peso de la nieve y la furia del viento. Al anochecer, allí se refugian también vacas y caballos, fuentes de calor inagotables. Los visitantes accidentales duermen con la familia, hombres a un lado, mujeres a otro, en un lecho de paja cómodo y cálido.

El que la mira (al que también miramos) vive en sus brazos sin saber todavía de la inclemencia de las nieves, sin saber de su futuro, si será pastor o soldado, si caminará o cabalgará por las montañas infinitas que le tocó habitar. Pero él sabe. Él sabe de amor y de pérdida, de protección y de miedo. Por eso nos ignora y la mira a ella, sabe que su abrazo es vida, descanso y alimento. Por eso nosotros le envidiamos.

Muy cerca de allí (en este puzzle poliédrico que habitamos) algunos turistas occidentales visitan la zona para trepar montañas y buscar los límites del cielo.

Muy cerca de allí (en este bellísimo lugar que devastan nuestras miserias) algunos militares torturan, mueren y matan por la patria.

India, Camboya, Indonesia, Tailandia, Papua… Los países cambian y las miradas permanecen contundentes, transparentes, poderosas, sabias, dignas… Vidas vividas.

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )