cuerpo incorpóreo - venas - piel

“El está aquí, irreparablemente, nunca en otra parte. Mi cuerpo es una distopía, es lo que nunca está bajo otro cielo, es el lugar absoluto, el pequeño fragmento de espacio con el cual, en sentido estricto, yo me corporizo.

[…] La utopía es un lugar fuera de todos los lugares, pero es un lugar donde tendré un cuerpo sin cuerpo, un cuerpo que será bello, límpido, transparente, luminoso, veloz, colosal en su potencia, infinito en su duración, desligado, invisible, protegido, siempre transfigurado; y es bien posible que la utopía primera, aquella que es la más inextirpable en el corazón de los hombres, sea precisamente la utopía de un cuerpo incorpóreo.[…] Y además ese cuerpo es ligero, es transparente, es imponderable; nada es menos cosa que él: corre, actúa, vive, desea, se deja atravesar sin resistencia por todas mis intenciones. Sí. Hasta el día en que siento dolor […] Ahí dejo de ser ligero e imponderable y me vuelvo cosa, arquitectura fantástica y arruinada. […] El amor, como el espejo y como la muerte, apacigua la utopía de tu cuerpo, la hace callar, la calma, y la encierra como en una caja, la clausura y la sella.”

[ Palabras: Michel Foucalt, durante su conferencia El cuerpo utópico. ]

[ Fotografía de un cuerpo corpóreo, latente. ]

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )