Entre una fotografía y la siguiente, a veces, sólo transcurren unos segundos.

En esa fracción de tiempo (como si el tiempo se pudiera cortar a navajazos) puede suceder cualquier cosa.

Que el tipo que fuma a tu lado observe la luna y divague sobre las causalidades de la vida.

fotografia-conceptual-fotografo-de-viajes-_012

Que te observe a ti, y se pregunte qué carajo haces en un barco mercante fotografiando la luna de madrugada.

Que el tipo deje de fumar y lance el cigarrillo contra la noche…

… y que el viento se lo arranque de las manos, lo eleve y lo meza antes de hundirlo en el mar…

… y que la llama todavía viva de ese ya cadáver, minúscula, roja, intensa e invisible ante tus ojos, baile para el sensor de la cámara y quede grabada allí con precisión, tanta como el frío de aquellos días en tu memoria.

fotografia-conceptual-fotografo-de-viajes-_001

Cualquier cosa.

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )