Cargando Eventos

El curso será de octubre a junio y las clases serán en dos grupos independientes, uno de mañana y uno de tarde:
Grupo I:  Miércoles de 19 a 21.
Grupo II: Viernes de 11 a 13.

El analfabeto del futuro no será quien desconozca la escritura, sino quien no conozca la fotografía, se ha dicho. ¿Pero no es más analfabeto el fotógrafo que no sabe leer sus propias imágenes?
Walter Benjamín


OBJETIVOS

El principal objetivo de este taller en su nivel inicial —existirá un nivel superior caso que suficientes participantes deseen continuar— es proporcionar las herramientas básicas en el plano teórico, crítico y conceptual que son necesarias para la “lectura y escritura” de y con la imagen. Es decir, desarrollar el aprendizaje de “mirar” de forma inteligente y sensible, y de ser capaz de hacer un análisis autocrítico al respecto de cómo mejorar en la realización de imágenes propias. Imágenes que se abordarán mediante ejercicios y propuestas de carácter creativo y se confrontarán con la mirada y el comentario de los miembros del grupo de trabajo del taller.

En los tiempos actuales, más que nunca, lo visual no va tanto dirigido al sentido de la vista como a suscitar asociaciones mentales, replantear conceptos, cuestionar el mundo, movilizar emociones… Comprender el lenguaje de lo visual desde esa perspectiva es, como hemos señalado antes, una de las grandes carencias del sistema educativo actual. Vacío que este taller se plantea corregir.

Atender esa necesidad de aprendizaje, lamentablemente descuidada en la escuela, redunda en un doble beneficio. Por una parte, el desarrollo de una mayor capacidad para captar imágenes expresivas y significativas, así cómo encontrar el modo para combinarlas mejor, de forma imaginativa (entre ellas y/o en su relación con texto escrito u otros registros). Por otra parte, desarrollar una percepción crítica de las imágenes con las que nos bombardea de forma sistemática nuestro entorno. Es decir, el objetivo de este taller sería también ayudar al desarrollo de una mirada mejor entrenada que proteja en lo posible de la manipulación y el engaño con que a menudo los medios y la publicidad aprovechan ese crónico “analfabetismo” con que, en general, el sistema educativo ha condenado a la población en su relación con el lenguaje fotográfico y audiovisual.

Hoy todos usamos las fotografías para comunicarnos, capturamos esas imágenes con el deseo de que nos salgan bien, interesantes, expresivas.

Sin embargo, ¿te has planteado cuando usas la cámara qué representa capturar imágenes? ¿Has pensado en que existe una tradición y un arte en los que tu gesto puede apoyarse?

Un taller de práctica fotográfica dirigido a cualquier persona con interés en el lenguaje de la fotografía, con, al menos, un móvil con cámara en su bolsillo y ganas de aprovecharla. Un taller que cubre el gran vacío de la formación que cualquier persona debería tener sobre un lenguaje clave en la escritura propia del siglo XXI, una escritura donde las imágenes tienen cada vez más importancia.

 

REQUISITOS

Para el seguimiento del taller no es necesario un equipo sofisticado, basta cualquier dispositivo de registro fotográfico, incluso un teléfono móvil, ya que se ha estructurado en función de la búsqueda de lenguajes creativos y no en torno a requisitos técnicos. Este no es pues un taller de “técnica” fotográfica —cómo iluminar, qué ópticas elegir, cómo manipular la imagen, etc—, de los muchos que se pueden encontrar en la oferta educativa presencial u “on line”. No obstante, nuestros tutores podrán resolver las dudas técnicas que se puedan presentar durante la realización de las propuestas y se guiará a los participantes sobre como mejor resolver cuestiones tecnológicas que se planteen respecto de los distintos dispositivos fotográficos y su correcto manejo.
¿Por qué esté taller es para todos los públicos? (Una reflexión previa sobre una alfabetización pendiente)

El planteamiento de este taller surge de una evidencia más o menos novedosa: desde hace relativamente poco tiempo el acto de fotografiar se ha convertido en masivo y, sobre todo, cotidiano gracias a esa “cámara-bolígrafo” que hoy la gran mayoría de la población lleva en su bolsillo: los teléfonos así llamados “inteligentes”.

Surge también de otro hecho indiscutible: en las páginas pantallas, a las que nosotros también llamamos páginas de luz (en contraste con las tradicionales páginas de papel), la imagen (también las imágenes en movimiento) es un recurso más de lenguaje, a la misma altura que la palabra. A nadie se le pasará por alto que esas páginas de luz, las pantallas, son, para bien o para mal (ese es otro debate), el lugar donde pasamos hoy la mayor parte del tiempo leyendo y escribiendo: mensajes, blogs, posts, prensa, todo tipo de informaciones, creaciones de todo orden… *

Pues bien, al margen de habilidades “tecnológicas” (es decir, cómo manejar correctamente un dispositivo fotográfico) y aceptado que, por mucho que la llamemos “inteligente”, en sentido riguroso una máquina no puede pensar por sí misma, y que efectivamente hace falta inteligencia, además de sensibilidad y conocimiento, para hacer fotografías —para escribir con luz, como dicta la etimología de la palabra “fotografiar”—, ¿cuántas personas que descubren el placer y la utilidad de hacer y compartir fotografías se preocupan sin embargo por entender y analizar el lenguaje fotográfico?

No nos engañemos: muy pocas. De momento, la relación mayoritaria con la fotografía tiende a resumirse más bien en el acto impulsivo y mecánico de apretar el botón de la cámara y añadir la imagen resultante a un mensaje o a un texto, sin mayores consideraciones.

¿Por dónde deberían empezar esas consideraciones? Por no perder de vista —nunca mejor dicho— que, aunque ver es un acto físico, mirar e interpretar lo visto es un acto mental, consciente, tanto más enriquecedor en sus matices cuanto más bagaje cultural posea el espectador. Fotografiar puede ser un acto mecánico, muchos dispositivos automáticos lo hacen, cada vez con mayor facilidad e inmediatez. Sin embargo, crear e interpretar fotografías significativas sólo puede ser fruto del análisis y el juicio crítico que proporciona el conocimiento de los códigos propios de la imagen fotográfica.

La aparente sencillez de la fotografía (no se necesitan a priori destrezas manuales como para el dibujo o la música, por ejemplo) a menudo lleva a desviar la atención hacia cuestiones técnicas, olvidando que su verdadera complejidad no está en el manejo de las máquinas o las ópticas, sino en la adecuada utilización de un lenguaje que, como todos, está evolucionando constantemente y que es necesario conocer y actualizar para poder “leer” y entender lo que se ve en una imagen, así como para mejor “escribir” y transmitir lo que vemos frente a nuestros ojos dándole la forma de una imagen o serie de imágenes. O combinándolo con texto escrito, un hábito expresivo cada vez más extendido.

Esta actividad es pues en cierto sentido un taller de alfabetización,que colabora a llenar un gran vacío en el sistema de formación escolar del que ha sido víctima buena aparte de la población adulta —y no tan adulta—. Con un enfoque riguroso, desarrollado e impartido por profesionales de la fotografía con gran experiencia didáctica, el taller está también dirigido a personas que se quieren iniciar en la fotografía creativa , así como a quienes ya se dedican a la fotografía en su sentido más técnico pero desean ampliar su conocimiento y práctica de la sintaxis fotográfica, sin olvidar a aquellas personas interesadas en conocer las claves básicas de la fotografía contemporánea como forma de interpretación del mundo actual.

En conclusión, aunque el taller pueda ser de interés para personas con cierta habilidad técnica ya asentada, está orientado a un público amplio, sin mayores conocimientos técnicos, que quiera entender uno de los lenguajes más importantes y desconocidos de los que nos rodean. Un lenguaje que, con todo, y quizás por su aparente obviedad, es usado hoy por casi todo el mundo con naturalidad, sin temor. Falta de miedo, por cierto, muy positiva como base de un aprendizaje.
PROGRAMA

PRESENTACIÓN
• Autorretratos (no selfies). Autobiografías
• La cuestión tecnológica: “slow photography”, “toys cameras”, Lomografía y otros
cuestionamientos del dispositivo tecnológico

EL ESPACIO
• El encuadre y el punto de vista: el corte espacial y la escala de representación,
planos de corte convencionales. Los cortes fotográficos. Campo/fuera de campo,
cuadro/fuera de cuadro. Título, pie de foto y texto. La fotografía intervenida y
el objeto fotográfico
• Angulación de la cámara
• La composición
• Bidimensionalidad y tridimensionalidad. La representación de la tercera dimensión
en fotografía, figura y fondo. Profundidad y planitud

EL TIEMPO
• La paradójica relación de la fotografía con el tiempo
• “Momentos decisivos” vs. momentos “in between” Cartier Bresson y Robert Frank
• La fotografía-instante y la fotografía-duración
• La representación del movimiento en fotografía

CONTROL DEL TONO
• Contraste y claroscuro. clave alta y baja
• B/N y color
• El color, armonías y contrastes

FACTORES ÓPTICOS
• Nitidez y borrosidad
• Profundidad de campo
• Las ópticas

NARRACIONES FOTOGRÁFICAS
• Fotografía encontrada y fotografía preparada
• Credos fotográficos: objetividad y subjetividad, realidades y ficciones
• Fotografía “cándida” y fotografía posada
• Formas narrativas:
-Formatos panorámicos y narrativa visual
-Contar con varias fotografías: Collage y fotomontaje. Dípticos y polípticos.
La fotonovela y el story board. El reportaje
• El texto como contexto:
– Interacciones entre texto y fotografía. Título y pie de foto
El texto manuscrito
– “Fotoepigramas”
– Fotografía y prensa. Fotografía y literatura
– Interacciones entre tipografía y fotografía: Dadaísmo y constructivismo. El cartel,
la fotografía editorial, la imagen poética (Hamish Fulton…)
• El silencio fotográfico

NOCIONES ESTÉTICAS
• Lo apolíneo y lo dionisíaco. Lo bello y lo sublime. La belleza convulsa.
La muerte de la belleza en la fotografía contemporánea
• La fotografía como catarsis

GÉNEROS FOTOGRÁFICOS
• ¿Qué fotografiamos? ¿De qué tratan las fotografías? Los espacios. Lo humano.
Los objetos
• Géneros relacionados con el espacio:
– El paisaje: primer, segundo y tercer paisaje. Los no-lugares
• Géneros relacionados con los objetos:
– el bodegón y las “vanitas” contemporáneas
– Poéticas del objeto. “Ready mades” y otras descontextualizaciones
• Géneros relacionados con lo humano:
– El retrato: retrato psicológico y retrato ambientado. Retrato “cándido” y
retrato posado. Retrato simbólico
– La fotografía periodística. la foto única, el reportaje y el ensayo fotográfico
– El cuerpo. Representaciones, políticas y poéticas de lo corpóreo
• Metalenguajes: cuando la fotografía habla de sí misma. La fotografía conceptual.
Modernidad y posmodernidad. Discursos posmodernos

 

Organización: Fuentetaja, talleres de escritura creativa. Dirección: José Miguel Carrera.

Las novedades, en tu mail

No spam guarantee.