Y más Barcelona indignada.

¡Gracias por compartirlo!