Y más Barcelona indignada.